Historia del sufragio: el origen del voto electoral universal

 Christabel Pankhurst y  Annie Kenney, las sufragistas.

Un hombre un voto. Durante muchas décadas ha sido así de forma literal. Las mujeres y otras personas en edad adulta no pudieron votar hasta casi "ayer", si consideramos lo que supone el 'tiempo histórico'. Una vergüenza e injusticia a ojos de hoy, pero algo visto como "razonable" en las épocas de los primeros sufragios. La condición femenina ha sido discriminada en la mayoría de las civilizaciones por multitud de prejuicios que darían para otro artículo. En la historia contemporánea, en las luchas sociales se incluyeron además de la consecución de libertades la obtención de derechos y deberes. Elegir a los cargos públicos mediante el voto sería una de los mayores logros de la democracia moderna.

El sufragio censitario o restringido


No vamos a remontarnos a la Antigüedad y al mundo greco-romano, porque esta no es una historia del voto o del "electo". Senadores y otros cargos públicos eran electos por votos de los mismos senadores en la Roma antigua. En la Edad Media se elegía por voto al emperador del Sacro Imperio Germánico (la herencia de Carlomagno de una Europa cristiana y unida), pero era un voto entre "iguales", sólo de príncipes y reyes. Por tanto, no es ahí donde está el origen del sufragio, que supone un derecho político "soberano" de un colectivo social a elegir mediante voto a los cargos electos.  

Este derecho político y constitucional de votar para elegir cargos públicos o de ser elegido mediante estos votos (lo que se conoce como sufragio pasivo), nació con restricciones en las primeras revoluciones burguesas de finales del siglo XVIII e inicios del XIX. Se conoce como sufragio restringido o censitario al que da el voto a un "censo", a una lista determinada de personas por su condición económica, su nivel educativo (alfabetización), su raza, su sexo o religión. Con este último dato se hará una idea, estimado lector, de la cantidad de personas que no podían votar hasta bien entrado el siglo XX, con la llegada de las democracias liberales. Así de pasada podemos hacer una breve lista de los marginados al votar: pobres, analfabetos, mujeres, gitanos, negros, judíos o musulmanes (según el país de residencia)...


El sufragio universal 


El sufragio universal se considera como tal si es un derecho respetado y garantizado en una “Ley de leyes” (Constitución). Supone el derecho al voto para toda una población adulta de un Estado, región o comunidad social, sin restricciones o discriminaciones por su sexo, por la raza o sus creencias, ni por la condición social. Hasta llegar a este sistema electoral, considerado ya como el único democrático, se tuvieron que dar numerosas luchas sociales, siendo la lucha del sufragio femenino la más determinante en el siglo XX.

Las luchas obreras, paralelas a la Revolución Industrial y la consolidación de la burguesía en los poderes públicos, tienen mucho que ver con el logro del sufragio universal en los sistemas democráticos. Será la lucha de la mujer sufragista una batalla doble: por el voto femenino y por la igualdad social entre hombres y mujeres. 

Fotograma de la película 'Sufragistas'. Fuente imagen

Sufragistas


Se estrena estos días una película interpretada por Meryl Streep y Helena Bonham Carter, una producción cien por cien femenina, la directora es Sarah Gavron y la guionista una dramaturga de prestigio, Abi Morgan. Es una excelente crónica de una épica lucha que tuvo infinidad de protagonistas en muchos países, unas anónimas, mujeres “comunes” y otras heroínas. En España tenemos a Clara Campoamor, que consiguió el voto en 1931-1933 para la mujer española, costándole ese logro su carrera política.  

Curiosidades históricas: las prestigiosas democracias occidentales de Francia y Reino Unido no dieron el voto a la mujer hasta 1944 y 1928, respectivamente. En América Latina fue Uruguay el primer país en dar el voto a la mujer en 1927, pero luego otros países sobrepasaron la segunda mitad del siglo XX: Argentina en 1951 y en México en 1953.


Comentarios

Lo más consultado

El Quijote contado para niños, una selección de las mejores ediciones infantiles

Los mudéjares contados para niños